July 21, 2009

¿Tienes un tándem?

Desde hace unos días he comenzado a trabajar en un proyecto de consultoría de transformación con Amadeus España. Y este trabajo me hace mucha ilusión por media docena de motivos:

El primero motivo son las "good vibratons" que he tenido con el puñado de profesionales que ya he conocido en la organización, empezando por el director general, Paul de Villiers, y siguiendo por personas de todas las áreas y niveles de responsabilidad en la empresa.

Y el último motivo es que Amadeus España tiene su sede en el Edificio APOT, situado en el Campo de las Naciones de Madrid, en el que trabajé tres años a principios de esta década. Han pasado ya siete años, pero cada vez que entro en el edificio me vienen recuerdos de aquella etapa en la que trabajé en eresMas, que luego fue Wanadoo y ahora es Orange.


El edificio APOT está detrás del Palacio de Congresos, en el Campo de las Naciones.

Al principio de la etapa de eresMas, convencí a mi director para que me dejase contratar a un tándem: una persona con cualidades complementarias a las mías, con la que pudiese dar forma al proyecto que se me había encomendado. Elegí a Cesar Suárez, que ahora es un flamante redactor jefe en Telva, el único hombre de la redacción, por cierto. Como todos los empleados, César tuvo que pasar por el "head hunter" y escuchar las promesas de "stock options" y otras baratijas de esos años...

La siguiente escena tras mis entusiasmadas conversaciones con el director sobre la capacidad creativa de César fue que se presentó el primer día de trabajo ¡en pijama! Yo no sabía dónde meterme cuando me preguntaron: "¿Éste es el creativo, no?". (César alegó que no era un pijama, sino unos pantalones diseñados por Duyós. De acuerdo, pero cualquiera se los pondría para dormir...).

Con todo, el episodio del pijama no fue el más memorable, debido a la ilimitada capacidad creativa de quien yo solía denominar como "mi parte no racional". Pero prefiero reservarme otros episodios para contárselos a sus hijos... Trabajar con César ha sido uno de los momentos profesionales más geniales y divertidos que he tenido.

Ahora tengo otro tándem, Luis Huete, un maestro cuya metodología consiste en forzar que no dejes de aprender a base de embarcarte en retos de vértigo...

Y tú, ¿tienes un tándem?