October 26, 2008

Retos para los que nacimos en torno a los 70

Cuando Benjamin Zander salió al escenario, ochocientos ejecutivos acorazados en trajes de corte impecable se debatían entre susurros breves o silencios expectantes, acomodados en sus butacas. Cuando se marchó, dejó a ochocientos ejecutivos desarmados y con los ojos brillando de emoción.

A lo largo de una hora, el director de la Orquesta Filarmónica de Boston transformó la atmósfera del Central Hall Westminster, adonde habíamos acudido a escuchar a expertos en liderazgo como Stephen Covey, Kofi Annan, David Cameron o Al Gore, en un evento organizado por Leaders in London.

Zander, con su pelo blanco y desbaratado de director de orquesta, arrancó carcajadas y encogió el corazón -por turnos- de una audiencia naturalmente escéptica, ayudado por su tono cercano y directo, sus palabras vibrantes y su fabulosa interpretación de Chopín al piano.

Durante los últimos meses, en mis clases en escuelas de negocio y seminarios a empresas sobre Innovación y Gestión del Cambio, he vuelto una y otra vez a unas palabras de Benjamin Zander que me golpearon fuerte, como un trueno: "Los próximos treinta años van a ser los treinta años más fascinantes de la historia de la humanidad".

Creo que Zander tiene razón. Y somos los que nacimos entorno a los años setenta -probablemente la última generación que utilizó máquinas de escribir y que ahora desliza los dedos en el iPhone, y por seguro, la generación que hasta ahora habrá estado sometida a mayor nivel de cambio en la historia de la humanidad- a quienes nos toca diseñar la colección de transformaciones sociales, culturales, económicas, políticas y empresariales que los cambios tecnológicos están acelerando. 

Conferencia de Ben Zander en vídeo: